Post

Qué publicar en LinkedIn: PERSONAL VS. PROFESIONAL

Leer más

QUÉ PUBLICAR EN LINKEDIN: PERSONAL VS. PROFESIONAL

Hemos realizado una encuesta en LinkedIn para conocer cuál es la opinión de las personas en esta red social sobre si deberíamos compartir temas solamente profesionales o combinar lo profesional y personal. 

La encuesta sólo daba tres opciones: 

  • A) Solo temas profesionales. 
  • B) Mix profesional y personal. 
  • C) Tengo dudas

¿Por qué sólo he dado estas tres opciones Y no he añadido la opción “sólo temas personales”?

En mi opinión, compartir sólo temas personales no entra dentro de ninguna estrategia de marketing “correcta”. 

Hay que diferenciar entre los objetivos de nuestra presencia en LinkedIn.

Para mí, un objetivo de estar en esta red social es profesional

Ya sea porque estás buscando empleo, conocimiento profesional en alguna materia, clientes nuevos o mejorar tu negocio o marca profesional. 

LinkedIn está enfocado para que eso sea así. 

Objetivos personales

¿Qué son objetivos personales? 

Estar en contacto con familiares y amigos, descubrir nuevas personas o amistades o hablar sobre tu vida privada.

Si este es tu caso, te recomiendo que pruebes con otra red social. 

Ya sea Facebook, Instagram o TikTok, todas ellas están preparadas para que compartas este tipo de publicaciones y encuentres esos objetivos. 

Objetivos profesionales

Si tu objetivo es profesional, LinkedIn es la red adecuada. 

LinkedIn es la red profesional por excelencia, donde se generan relaciones profesionales/comerciales. 

Es donde se encuentra una oferta de empleo, donde vas a dar tu imagen de marca al mundo o  donde vas a representar a tu empresa. 

Estos objetivos los puedes cumplir en LinkedIn. 

Teniendo en cuenta esto, ¿qué deberíamos compartir?:

¿Publicaciones profesionales exclusivamente o sería mejor combinar aquellas publicaciones profesionales con temas más personales? 

 

Veamos el resultado de la encuesta:

Total, 1574 votos y, una vez se cerró la encuesta, estos fueron los porcentajes que me encontré: 

  • A) El 57% votó solo tema profesional. 
  • B) El 36% votó mix profesional y personal. 
  • C) El 8% tenía dudas.

(Puedes ver el post aquí).

La mayoría de las personas han votado por LA OPCIÓN DE publicar solo temas profesionales y, he de admitir, está respuesta me preocupa. 

Voy a explicarte por qué.

¿Qué debo publicar en LinkedIn: contenido profesional o contenido personal y profesional?

En mi opinión, deberías publicar contenido tanto profesional como personal

¿Por qué? Porque no existe profesional sin persona. 

Lo que nos hace profesionales tiene gran parte de cómo somos como persona. 

Es demasiado relevante para no tenerlo en cuenta. 

A través de las historias personales(*) transmitimos información muy importante sobre el tipo de empresa o profesional con el que estamos trabajando.

(*) Podemos diferenciar entre personal y privado

Lo personal pertenece a los seres humanos. Es aquello que los diferencia de las cosas. Lo privado pertenece solo a una persona individual o a un grupo específico de personas. Forma parte de la información “íntima” que no es necesario conocer.

Por ejemplo, conocer el por qué uno de mis proveedores ha montado su negocio me genera cercanía, me produce sentimientos de estar luchando por un mismo propósito.

Le comprendo, le entiendo y, por tanto, siento una mayor inclinación por hablar con esa persona.

Conocer aspectos de cómo vive una persona, qué aficiones tiene, genera confianza. Y esa es la base de la venta hoy en día. Cuando eres de verdad, generas confianza y si no hay confianza no hay venta.

Otro ejemplo:

Si yo contrato a una profesional de diseño web y esta profesional ofrece lo que necesito, pero, además, sé que tenemos intereses y preocupaciones comunes (pueden ser la economía circular, los temas sociales, el no gastar en bienes que pueden perjudicar al planeta. etc.), inevitablemente se creará un nexo de unión más fuerte del que se pueda generar con una simple transacción económica. 

Las empresas con un propósito parten de líderes y empresarios con propósito. 

Yo, como cliente, para conocer el propósito de estas personas, necesitaría que esos líderes o empresas me cuenten sus motivaciones. 

Qué les importa, qué les mueve.

Esto parte por conocer historias personales de sus líderes y de sus miembros (de las empresas). 

Así, crearíamos una red sería mucho más humana y sería mucho más sincera y valiosa, porque al final somos personas haciendo negocios, no somos profesionales siendo personas. 

Es más, compartir temas sólo profesionales puede acarrear varias desventajas. 

Te resumiré tres principalmente. 

Desventajas de compartir sólo temas profesionales

1. Separa tu humanidad de tu profesionalidad

A tus clientes les gusta tratar con personas, al igual que a ti. 

Si vas a una tienda a elegir entre varios productos, ¿te gustaría que te atendiese un androide o un ser humano?

No conocer ningún dato más allá de lo profesional de una persona puede resultar ligeramente perturbador. ¿Con qué clase de persona estamos tratando? 

Por ejemplo, es importante saber si esa persona es empática y tiene una comunicación fluida. Si nos entenderá o podrá resolver nuestras dudas en caso de tenerlas. 

2. Genera desconfianza

Volvemos un poco a lo mismo. Si no sabemos nada de esa persona, ¿cómo vamos a confiar en ella? 

No es que desconfiemos, es que no tenemos motivos para “confiar” en caso de que surja algún imprevisto. 

Como clientes, necesitamos sentirnos apoyados con la empresa a la que le vamos a comprar un producto/servicio, más allá de la mera transacción comercial. 

3. Pierdes una oportunidad de oro para ganar seguidores

Si publicas exclusivamente temas profesionales corres el riesgo de aburrir. 

A las personas nos encanta conocer a los demás. Es lo “natural” e instintivo.

Desconfía de aquellas personas que no tienen “interés” por otros seres humanos.

Si publicas partes más personales y las asocias a algo profesional, estarás creando contenido que atrae como la miel a las abejas. 

Cuéntales tus historias, tus pasiones, tus deseos o preocupaciones. Une esto a tu lado profesional, a tus productos y servicios y tendrás un público que no solo te comprará, sino que te recordará y te “seguirá”.

¿Cómo conseguir un buen mix entre lo personal y lo profesional en LinkedIn?

En la Academia Territorio LinkedIn, cuando llegamos al apartado de contenido, enseñamos que hay tres tipos de post según la función del mismo: 

  1. De entretenimiento
  2. De información
  3. De venta  

La línea vertical es el engagement (los “me gusta”, los compartidos, los comentarios) y la línea horizontal representa las acciones de compra o de venta (lo que se consigue con ese post). 

Lo que ocurre con estos tres tipos de post es que han de ir juntos. 

No puede existir el uno sin el otro si quieres que tu estrategia funcione. 

Estos “tipos de posts” siguen el Método CRAC que enseñamos en la Academia Territorio LinkedIn: Primero pasaremos por ser Conocidos, después Reconocidos, para finalmente ser Admirados y Comprados. 

Te lo explicaré mejor paso a paso:

El contenido de entretenimiento y emocional = mucha viralidad y poca venta

El contenido de entretenimiento es aquel que produce más engagement y obtiene más visibilidad, más likes, más comentarios… Pero obtiene pocas ventas. 

En este tipo de posts puedes contar aspectos de tu vida en formato “cuento”, puedes crear PDFs con las herramientas que utilizas en tu día a día, quizás un post con un toque de humor… Pero en estos posts tus contactos no van a obtener una información que puedan, necesariamente, aplicar para resolver sus “problemas”. 

Aquí es donde empezamos a darnos a Conocer (la primera C del Método CRAC). Gracias a estos posts, tenemos más probabilidades de hacernos “virales”, de que nuestros contactos o nuestra red de segundo, e incluso tercer grado, nos pongan una cara y sepan nuestro nombre. 

Aquí te dejo un ejemplo para que entiendas mejor a qué tipo de posts me refiero:

El contenido de información = menos viralidad pero más venta

Después tenemos el contenido de información. Este es el contenido que tiene menos “me gusta” o interacciones, pero que produce más solicitudes de información o de interés por parte de tus contactos. 

Este contenido es necesario publicarlo habitualmente, porque es el que te establecerá como autoridad, el que te situará en la R y la A del Método CRAC. Reconocido y Admirado. 

Si has estado publicando contenido de entretenimiento y has ido aumentando tu red de contactos, es el momento de contarle a tus clientes potenciales CÓMO les puedes ayudar;  cuál es el sector o la temática que manejas y controlas, para poder ayudarles a ellos a resolver sus problemas.

Todo eso lo dirás a través de tus publicaciones y artículos en LinkedIn. 

No obtendrás tantos me gusta, ni tu contenido se compartirá tanto, ni siquiera obtendrás muchos comentarios, pero sí podrás obtener solicitudes de información sobre tu producto/servicio a través de la mensajería interna en LinkedIn.

El contenido de venta  = nula viralidad pero mucha venta

Finalmente tenemos los posts de venta. 

Estos son los que menos visibilidad obtienen, pues queda clara nuestra intención y a nadie le interesa que le vendan “fríamente”. 

Sin embargo, quien te haya estado siguiendo de cerca, confíe en tu autoridad y, además, necesite lo que ofreces, te contactará y recibirás sus solicitudes de presupuesto en tu bandeja de entrada. 

Aquí hemos llegado a la última C del Método CRAC: COMPRADO.

Pero para llegar hasta este punto, hemos tenido que pasar por todo ese otro proceso anterior. 

Así, quedaría este resultado:

De nuevo, en resumen: con el contenido de entretenimiento nos estamos dando a conocer, la primera fase del método CRAC. 

De todas las personas que han visto este contenido, probablemente si publico otro post de información al día siguiente, les llegará a la mitad. No nos debe importar, porque ahora estamos trabajando el reconocimiento, estamos aportando contenido de valor para el cliente (cómo solucionamos sus problemas). 

Imaginemos que al día siguiente publico otro post de venta. Ahora estamos haciendo que esas personas conozcan cuáles son nuestros productos/servicios a la venta, que los prefieran frente a la competencia y que los compren. 

Evidentemente, el proceso es mucho más largo, pero con este resumen podemos hacernos una idea de cómo funciona el contenido en relación al método CRAC.

¿Cómo ligar lo personal y lo profesional en LinkedIn?

Antes de darte una respuesta, quiero que leas este comentario de una de mis clientas. Lo escribió para el post de la encuesta sobre el que hemos hablado al principio.

He querido que leas este comentario porque es exactamente lo que pienso. Y, precisamente, en la Academia enseñamos esto. 

En LinkedIn estamos uniendo algo personal para hablar sobre algo profesional. 

Un buen ejemplo podría ser cuando yo fui madre por tercera vez.

Podría haber publicado este texto junto a una foto: “he sido madre”. 

Pero NO lo hice.

¿Por qué?

Porque LinkedIn no es el lugar para comunicar solamente que has sido madre. 

Pero sí puedes utilizar esta información para hablar sobre lo profesional. 

Así, publiqué un post en el que conté que había sido madre por tercera vez, pero relacionado con mi trabajo y propuesta en el mercado.

De nuevo, estoy uniendo algo personal para contar una historia profesional. Esta es la gran diferencia.

¿Dónde NO publicar contenido personal en LinkedIn? Mis recomendaciones

Aunque creo en el mix profesional y personal, hay ciertos aspectos en nuestro perfil con los que tenemos que tener especial cuidado a la hora de compartir contenido personal. 

Siempre hay excepciones y casos particulares, pero estas son unas recomendaciones que vienen bien a la “mayoría”.

1) Tu foto de perfil – Hazla profesional

Tu foto de perfil es tu primera imagen. Es lo primero que verán tus ya clientes y clientes potenciales. Es como una primera impresión, por eso no es recomendable poner una foto de perfil con otra persona, ni fotos personales con tu pareja, familia o amigos. 

Tampoco recomendaría poner una foto de ti haciendo surf o realizando cualquier afición, a menos que esa afición sea tu trabajo. 😉 

Las imágenes del perfil deben ser profesionales. 

Tu muro de LinkedIn es el único lugar donde podrás publicar contenido un poco más personal, tal y como lo hemos explicado arriba. 

 2) Tus mensajes/lenguaje

El lenguaje que utilices tanto en tus mensajes como en los posts de tu muro debe ser profesional, pero sin llegar a sonar como un robot. 

En este punto debemos encontrar un equilibrio. 

El lenguaje debe ser natural. 

Si no, puedes aportar una imagen falsa y perderás toda la confianza que necesitas por parte de tus clientes para realizar una buena venta. 

Es importante escribir correctamente, claro, pero sin pasar a un lado extremadamente profesional ni personal. Tus clientes deben poder entenderte. 

Para ello, unas recomendaciones: 

  1. Fuera las  palabras pomposas  y grandilocuentes que tan poco transmiten
  2. No utilices palabras que no usas habitualmente (y cuidado si lo que usas habitualmente son tacos, estoy viendo tantos en LinkedIn que ya parece una “tendencia”)
  3. No seas excesivamente frío como si escribieras a la reina de Inglaterra.
  4. No seas excesivamente “cariñoso” … 
  5. ¡Sé tú mismo/a ! 😉

En resumen, sacaría a relucir en LinkedIn la mejor imagen de mí misma. 

Imagínate que fueras a visitar a tu mejor cliente. ¿Cómo te vestirías? ¿Qué imagen te gustaría que tuviera de ti? Pues eso.  

Así es como deberías actuar en LinkedIn a la hora de publicar contenido: como si siempre estuvieses atendiendo a tu mejor cliente. 

Nunca sabes cuándo llegará. 😉

 

¿Quieres saber más sobre cómo generar negocio en LinkedIn o mejorar tu marca profesional? Puedes ver esta masterclass totalmente gratuita (¡te veo dentro!):

https://ingesaez.es/masterclass-de-desconocidos-a-clientes-potenciales-en-linkedin/ 

Inge Sáez

Inge Sáez

Inge ayuda a las empresas B2B, sus dueños y sus equipos a diferenciarse y generar negocio gracias a estrategias de marketing en LinkedIn.
Nombrada por la revista entrepreneur inc. como una de las Top 20 influencers en LinkedIn de habla hispana.
Creadora de la metología El Método CRAC y el método Raíz, ha publicado la primera Guía Estratégica para usar LinkedIn.
Inge Sáez es así mismo creadora de la plataforma TERRITORIO SOCIAL SELLING donde enseña a empresarios y emprendedores a crear sus propias estrategias en LinkedIn.
Autora del libro: "LinkedIn: tu marca profesional" que podrás encontrar en esta web.

SUSCRÍBETE Y NO TE PIERDAS MIS ESTRATEGIAS [LINKEDIN EN LA OFICINA]

SUSCRÍBETE a "LinkedIn en la Oficina" y descubre cómo usar LinkedIn para conseguir tus objetivos

Primero deberás ser Conocido, después Reconocido y por último Admirado. Solo entonces serás Comprado.

Recibe mi guía gratuita y consejos exclusivos cada viernes que te ayudarán a posicionarte en tu mercado y diferenciarte de la competencia gracias a LinkedIn.

Únete a los más de 10.000 profesionales que ya forman parte de mi COMUNIDAD. 

Accederás a formaciones y sorpresas exclusivas por ser miembro.