Post

Cómo solicitar recomendaciones en LinkedIn

Leer más

Estaba de vacaciones en una zona costera de Lanzarote, dando un paseo por el puerto. Quería cenar algo pero no conocía el lugar ni los restaurantes.

Las ofertas gastronómicas estaban unas junto a otras, cada restaurante con su terraza.

La primera terraza estaba vacía, en la segunda solo una pareja. Cada restaurante tenía su “comercial” invitándonos a sentarnos para cenar.

La tercera y la cuarta tampoco tenían demasiada afluencia. Y de repente, vi una terraza llena de personas, camareros entrando y saliendo y parejas disfrutando de su cena. No había ningún comercial “vendiendo” el servicio.

PRUEBA SOCIAL LINKEDIN


La prueba social fue definida por  Robert Cialdini junto a los 6 Principios de la persuasión en su libro Influence, the Psychology of Persuasion.

Esta ley concluye que las personas nos influenciamos unas a otras, por lo que estamos más predispuestas a aceptar algo si es aceptado por muchas personas.

Cuando un gran número de personas realiza un determinado comportamiento, o tiene una determinada opinión, tendemos a considerarlo válido (ten en cuenta que el verbo usado es “tendemos“…nos “inclinamos hacia“, “orientamos nuestro pensamiento a“…) .

Es por eso que tendemos a adaptar nuestro comportamiento y opiniones al de las mayorías.

Este efecto se produce en doble sentido, es decir, si algo es rechazado por la mayoría, los seres humanos también tendemos a rechazarlo.

Otro principio de la persuasión es que tendemos a confiar y tomar decisiones basadas en las opiniones del resto de personas. Cuanto más cercana o más autoridad tenga la persona que recomienda un determinado producto, servicio o profesional mayor influencia generará en nosotros su opinión.

Según un estudio de Nielsen, el 92 % de los consumidores confían mucho más en las recomendaciones de sus amigos y familiares que en cualquier forma de publicidad, anuncio o comunicado de las empresas.

¿Por qué no aplicar esta teoría a la práctica en LinkedIn?

Podemos concluir que las personas creemos más los testimonios de otras personas (cuanto más cercanas a nosotros o cuanta más autoridad tengas esas personas, mejor) que en nuestras propias afirmaciones como “empresa” o “profesional”.

LinkedIn nos facilita que mostremos la opinión de las personas que han comprado nuestros productos o nuestros servicios, la opinión de las personas para las que hemos trabajado, su testimonio sobre cómo han sido ayudados por nosotros.

Descubre cómo usar la #prueba #social en #LinkedIn a través de las recomendaciones. Clic para tuitear

¿Cuánto VALE una recomendación? Más que cualquier campaña de marketing que puedas realizar.

Este es el principio en el que se basan empresas como TripAdvisor o AirBnB. Si vas de viaje y necesitas un hotel o apartamento, seguramente tu decisión se verá influenciada por los comentarios de las personas que ya han visitado ese hotel.

¿Cómo usar la prueba social o el boca a boca en LinkedIn?A TRAVÉS DE LAS RECOMENDACIONES EN LINKEDIN.

LinkedIn te permite solicitar recomendaciones a los profesionales que están en tu red de 1er grado y con los que has trabajado. ¡Ojo! Deben ser contactos de Primer Grado.

Muchos de mis clientes antes de trabajar conmigo pensaban que las recomendaciones son algo que te “llega” sin hacer nada. Pensaban que si sus clientes estaban contentos con su trabajo, les enviarían sus recomendaciones.

Pero la realidad es que debes ser PROACTIVO en la solicitud de estas recomendaciones: debes pedirlas.

[clickToTweet tweet=”Descubre cómo pedir una #recomendación en #LinkedIn.” quote=”Descubre cómo pedir una #recomendación en #LinkedIn.”]

 

¿Cómo solicitar recomendaciones en LinkedIn?

Tienes dos vías:  a través del perfil de la persona que quieres que te recomiende o a través de la sección de “Recomendaciones” tu perfil.

Si AÚN NO tienes ninguna recomendación recibida, solo puedes usar la primera opción: SOLICITAR UNA RECOMENDACIÓN A TRAVÉS DEL PERFIL DE LA PERSONA QUE QUIERES QUE TE RECOMIENDE.

⇒ ¿CÓMO?

Muy sencillo. Vas al perfil de la persona que quieres que te recomiende y haces clic en el “más” que aparece al lado de su foto. Una vez haces clic ahí, se despliegan varias opciones. Debes hacer clic en la opción: “solicitar una recomendación”.

 

 

Al hacer clic, aparece una nueva ventana que deberás completar:

Observa las opciones de “relación”: 

 

Observarás que LinkedIn las opciones de LinkedIn están escritas en pasado (¡muy pasado! O, para los más literatos, en pretérito imperfecto 😉 ), pero tú puedes solicitar la recomendación perfectamente si el momento es presente.

Puede ser que trabajes con esa persona en ese momento o que estéis estudiando juntos. El caso es pedirla.

Después de rellenar estas dos opciones, clic en “siguiente”. Se abrirá otro recuadro en el que puedes escribir tu mensaje de petición. 

¡OJO! NUNCA mandes el mensaje que viene por defecto. Dará una mala impresión y no nos va a ayudar a conseguir nuestros objetivos.

 

 

⇒ ¿Cómo solicitar una recomendación en LinkedIn desde tu Perfil personal?

A) Debes ir a tu perfil y desde “añadir sección”, desplegar el menú de “información adicional”.

pedir recomendacion

B) En este caso, el recuadro que se abre una vez clicas “solicita una recomendación”, es diferente. Tienes que escoger desde allí quién quieres que te recomiende.

pedir reomendacion desde tu perfil

C) Una vez escogida la persona, el proceso es el mismo que el de solicitar una recomendación desde el perfil de la persona que quieres que te recomiende.

En ambos casos:

1) Debes elegir la “experiencia” o el puesto de trabajo por el que quieres que te recomienden. LinkedIn te dará la opción de elegir entre todas las experiencias que tú hayas incluido en tu perfil previamente.

2) Debes incluir de qué os conocéis. Aquí LinkedIn te da dos opciones: puede que sea un contacto de “educación” (habéis estudiado juntos o esa persona fue tu profesor/a) o puede que sea un contacto “laboral” (si esa persona era tu jefe, o tu supervisor, o tu cliente…)

3) Debes seleccionar el puesto de trabajo que tenía esa persona cuando utilizó tus servicios, productos o trabajó contigo.

4) Ahora es el momento de escribir tu solicitud de recomendación. Mi consejo es que personalices tanto el ASUNTO como el TEXTO del mensaje.

En el asunto puedes incluir el nombre de la persona (recomendado):

“Hola Juan, ¿puedes ayudarme?”

En el cuerpo del mensaje debes incluir por qué quieres ser recomendado. Es muy importante a la hora de solicitar una recomendación no dejarlo al azar. Debes facilitar el trabajo a la persona que va a escribir esa recomendación. Ten en cuenta que a muchas personas les resulta difícil escribir y cuanto más fácil se lo pongas, más probable será que te envíe ese testimonio ÚTIL para ti.

Lo que a ti te interesa es que tus clientes digan aquello que llamará la atención de nuevos clientes. Cómo es trabajar contigo, cuáles son los resultados positivos de tus servicios en su empresa, cuál es su experiencia profesional contigo.

Un ejemplo de solicitud de recomendación podría ser:

¿Cómo estas, María? Te escribo porque estoy trabajando mi perfil de LinkedIn y sería de mucha ayuda contar con un testimonio de una profesional como tú sobre el servicio que te ofrecí de XXXXX [TU SERVICIO]. 

Me gustaría contar con tu testimonio para hacer ver a [ESTE TIPO DE CLIENTE] que mis servicios de  [TU SERVICIO] ayudan a conseguir [EL BENEFICIO DE TU SERVICIO].

¿Serías tan amable de escribir en un pequeño párrafo si te gustó trabajar conmigo  y qué resultados positivos has obtenido gracias a nuestra colaboración?
Muchísimas gracias de antemano.
Cuenta conmigo si puedo ayudarte yo también.

[TU NOMBRE]

 


¿A quién pedir recomendaciones en LinkedIn?

  1. A tus clientes
  2. A los clientes más satisfechos
  3. A tus compañeros de trabajo
  4. A tus jefes
  5. A tus antiguos jefes y compañeros de trabajo
  6. A tus mentores
  7. A tus profesores
  8. A tus antiguos clientes
  9. A tus colaboradores
  10. A tus alumnos
  11. A los espectadores de tus ponencias o cursos

Te dejo aquí un video tutorial con las 2 OPCIONES a la hora de solicitar una recomendación en LinkedIn (si aún no tienes ninguna recomendación solo podrás usar la que te he explicado en la primera parte de este post). ¡Espero que te resulte útil)

Cómo solicitar recomendaciones en LinkedIn from Inge Sáez on Vimeo.

Tipos de recomendaciones en LinkedIn según el objetivo

El siguiente paso, una vez has decidido a quién le vas a pedir que te recomiende, es pensar en tu objetivo. Es decir, ¿qué vas a hacer con esa recomendación? ¿Atraer más clientes? ¿Generar una colaboración con alguien? ¿Resaltar un producto o servicio que tengas?

Dependiendo de esos objetivos, el mensaje de las recomendaciones estarán dirigidas en una u otra dirección.

También es cierto que cuanto más diversificadas estén esas recomendaciones, mejor. Estaría fenomenal que tuvieras una recomendación por cada experiencia que tengas en LinkedIn, o por cada servicio que ofrezcas. Aunque, en cuanto a relevancia, te conviene que esas recomendaciones sean sobre lo último en lo que has trabajado.

A) Objetivo: resaltar producto o servicio

Si quieres atraer más clientes para que adquieran un producto o servicio tuyo a la venta, deberás pedirle la recomendación a aquellas personas que ya lo tengan y estén satisfechos con él.

Deberás explicarles en tu mensaje que te gustaría que destacaran “x” aspectos positivos sobre tu producto y cómo les ha beneficiado comprarlo.

B) Objetivo: atraer más clientes a tu perfil

Para atraer a más clientes a tu perfil y que empieces a ser una persona más reconocida, es mejor solicitar una recomendación a los clientes que han obtenido algo de ti y que te conocen bien. Por supuesto, será un gran plus si sabes que están muy satisfechos contigo.

Deberás pedirles que mencionen un número pequeño de características que te definan bien como profesional, a ser posible como persona experta en tu mercado.

C) Objetivo: realizar más ponencias

Si lo que quieres es realizar más ponencias, lo que debes hacer es pedir las recomendaciones en LinkedIn a los que sepan que han asistido a alguna con anterioridad. Si no has realizado ninguna ponencia, puedes pedírsela a algún alumno que haya asistido a alguna clase o curso que hayas impartido…

Eso sí, sé muy específico con él entonces y explícale que tu objetivo es realizar más ponencias, por lo que debería destacar tus habilidades comunicativas, por ejemplo.

Yo te he mencionado tres objetivos, pero puede haber más. Tú decide cuál es y, después, ¡a escribir! 🙂

 

¿En qué lugares podemos compartir las recomendaciones en LinkedIn?

Es tan importante el recibir recomendaciones en LinkedIn como saber dónde colocarlas (para que sean visibles por los demás). En este caso, por suerte, tenemos varias opciones:

  1. Podemos compartirla como texto dentro de la sección “Acerca de” de nuestro perfil profesional en LinkedIn:  una manera de introducir estos testimonios podría ser escribiendo “Esto es lo que dicen de nosotros: ….”. 
  2. En “destacado” como formato vídeo.

 

dest

3. En el apartado de recomendaciones que tiene LinkedIn por defecto: este es el mío…

Por cierto, si eres cliente de Social Selling o has recibido alguna experiencia con nosotros, será un placer y una emoción tener tu recomendación aquí. 😉

 

4. Por último, en “destacado” en formato enlace a una sección en tu página web donde estén los testimonios: en este caso te dejo un ejemplo de uno de mis clientes, Roberto León Tomé.

¿Podemos no mostrar las recomendaciones?

Otro aspecto importante de las recomendaciones en LinkedIn es que podemos mostrarlas, no mostrarlas o eliminarlas siempre que queramos.

Para ello:

A) Ve a tus recomendaciones en tu perfil profesional.

B) Clic en el símbolo del lápiz al lado de “solicitar una recomendación”

C) Se abrirá un recuadro en donde podrás activar o desactivar la opción de “mostrar”. En este caso, con “mostrar” activado, aparecerán las recomendaciones en tu perfil, y en el “mostrar” desactivado, no.

mostrar recomendación

Más información en LinkedIn. Clic >>> aquí.

 

¿Cuál es la recomendación perfecta?

Esto te lo cuento con el ejemplo de un cliente: 

Juan Gayarre es el fundador de Gayarre Infografía. Esta empresa se dedica a hacer infografías de edificios arquitectónicos antes de que se construyan.

El caso es que Juan me dejó un testimonio maravilloso en mi página web (puedes buscarlo >>> aquí). Con su experiencia al realizar un testimonio para mí, sabía exactamente cómo le gustaría que fuese uno para él, y así, entre los dos, escribimos un texto con la estructura y los componentes necesarios para hacer la recomendación perfecta.

Juan se animó y utilizó este texto con una de sus clientes, y el resultado de esa recomendación es inmejorable. Puedes verlo aquí:

 

¿Por qué digo que es inmejorable? Porque el vídeo de esta mujer contiene exactamente todo lo que le pedimos que dijera para realizar esa recomendación perfecta que es lo siguiente:

En cuanto a la estructura:

A) Una presentación: introduce a esa persona y explica por qué decidió trabajar con ella.

B) Un desarrollo: por qué adquirió el producto, cómo fue la experiencia y cuál fue la transformación.

C) Final: invita a echar un vistazo a esa persona a la que ella ha contratado.

 

En cuanto a los distintos aspectos del vídeo:

A) Aspectos técnicos: calidad de vídeo buena. Brevedad (1 minuto de duración).

B) Aspectos emocionales: la clienta habla con pasión, adoración y admiración.

C) Aspectos comunicativos: La cliente TRANSMITE LA PROPUESTA DE VALOR de Juan.

Su clienta transmite y certifica que la propuesta de valor de Juan se ha cumplido y eso es LO MEJOR que puede pasar. Porque lo que vendemos es nuestra propuesta, una transformación. NO un producto.

 

Con esto en mente, ya puedes SEGURO, redactar tu solicitación de recomendación.

¿Qué puedes hacer ahora?

Mi consejo es que escribas un listado de personas que encajen en el apartado anterior. Y les solicites una recomendación.

Debes ser sincero contigo mismo y solo solicitar estas recomendaciones a aquellas personas a las que has ayudado y que puedan dar un testimonio honesto. Si no estás orgulloso de alguno de tus trabajos, no solicites esa recomendación ni pongas en un compromiso a nadie. Puedes ver mi página de recomendaciones en Territorio Social Selling para hacerte una idea de cómo deberían ser las que a ti te den. Clic >>> aquí

Si aún no tienes ningún trabajo por el que solicitar estas recomendaciones, podrías ofrecer algo de valor de manera gratuita a un público seleccionado por ti y después solicitarles su opinión (y recomendación) sobre lo que les has ofrecido.

Yo por ejemplo, a través del mini-curso gratuito que ofrecí cuando comencé a especializarme en LinkedIn, obtuve un montón de nuevos contactos a los que solicité su recomendación por el contenido ofrecido. No cobré en “dinero”, pero sí en “agradecimiento” y en “prueba social”… Probablemente el valor de esto último sea superior al valor económico. 

Muchas personas cuando escriben un libro, lo regalan a una serie de profesionales influyentes con la esperanza de que si lo encuentran interesante, puedan dar su opinión sobre el libro en cuestión y hacerlo así más “deseable”. ¿Por qué no aplicas tú mismo estas estrategias con tu profesión y tu perfil?

Ahora, cuando cierres esta página, me gustaría que enviaras 5 solicitudes de recomendación y después me contaras el resultado. ¡El conocimiento sin acción no sirve de nada!

Deja atrás el miedo y la vergüenza y verás que tus clientes estarán más que disponibles para ayudarte a conseguir tus objetivos.

¿Me cuentas en los comentarios qué es lo que te frena a la hora de solicitar una recomendación? ¡Quizás puedo ayudarte!

 

Si quieres mejorar tu estrategia en LinkedIn te invito a que te registres a este newsletter semanal gratuito para conocer cómo funciona el sistema de venta en LinkedIn.

linkedin en la oficina

> linkedin en la oficina- Página de Registro

 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Busca en el blog

Últimos artículos

Inge Sáez

Inge Sáez

Inge ayuda a las empresas B2B, sus dueños y sus equipos a diferenciarse y generar negocio gracias a estrategias de marketing en LinkedIn.
Nombrada por la revista entrepreneur inc. como una de las Top 20 influencers en LinkedIn de habla hispana.
Creadora de la metología El Método CRAC y el método Raíz, ha publicado la primera Guía Estratégica para usar LinkedIn.
Inge Sáez es así mismo creadora de la plataforma TERRITORIO SOCIAL SELLING donde enseña a empresarios y emprendedores a crear sus propias estrategias en LinkedIn.
Autora del libro: "LinkedIn: tu marca profesional" que podrás encontrar en esta web.

TERRITORIO SOCIAL SELLING

11 comentarios en «Cómo solicitar recomendaciones en LinkedIn»

  1. Gracias Inge por el post,muy ilustrativo y útil. Una pregunta al intentar acceder a las recomendaciones desde mi perfil , entro en añadir seccion de perfil pero las opciones que me aparecen son trayectoria,aptitudes y logros. Puedes ayudarme?

    Responder
    • Hola Isidoro, si aún NO tienes ninguna recomendación enviada o recibida la única opción que tienes es la primera que incluyo en el post, es decir, debes ir al perfil de la persona a la que quieres solicitar que te recomiende, hacer clic en los tres puntitos a la derecha de su foto y después ir a “solicitar recomendación”. Una vez tengas la primera recomendación, se activará esa sección en tu perfil. ¡Espero haberte ayudado!

      Responder
    • Gracias Manfred. Eso es, al final … todo nos lleva a ese resultado tan importante en las empresas o cuando ofrecemos servicios, productos o incluso a nosotros mismos como empleados..¡Ventas!

      Responder
  2. Las ocultemos o no, las personas tenemos necesidades. Aunque algunos psicólogos como Maslow prefieren jerarquizarlas, yo considero que es más sencillo resumirlas en estas siete: seguridad, identidad, aprecio, libertad, comprensión, diversión y ser vitales.

    Todos tenemos estas necesidades. La única diferencia es que a unas les damos más importancia que a otras según nuestra situación y personalidad. Quizás un ejecutivo agresivo desee más que nada en el mundo satisfacer su necesidad de aprecio y reconocimiento, mientras que un adolescente problemático luche por sentirse libre y comprendido.

    Pero lo que todos tenemos en común es que pelearemos por protegerlas si las sentimos amenazadas. Y ahí llega el problema.A menudo en nuestra comunicación atacamos a las necesidades de los demás sin querer. De forma inconsciente, hacemos que sientan que una o varias de sus necesidades están amenazadas.

    Me viene a la cabeza la película “Chef” – http://www.filmaffinity.com/es/film915141.html – donde se pone de manifiesto el poder de las redes sociales y la influencia que ejerce en lo personal y en lo profesional.

    Responder
  3. Todos sabemos que los testimonios pueden ser poderosamente persuasivos. Y todos hemos experimentado el efecto de una de las más nuevas formas de testimonios – las recomendaciones de LinkedIn – pero los protocolos para obtenerlos pueden ser confusos.

    Empecemos por entender por qué son tan importantes.

    Responder
    • Gracias Juan por tu comentario. Como bien dices, debemos comprender que lo que nuestros clientes dicen de nuestros productos y servicios tiene más influencia aún que lo que podamos decir nosotros, por eso son tan importantes.
      Muchísimas gracias de nuevo por comentar!

      Responder
  4. Inge, doy fe de que esto es tal cual lo cuentas!!
    Si nuestro perfil está orientado hacia las personas, nada mejor entonces que los hechos concretos!! Y esto es una persona de carne y hueso contando una experiencia positiva sobre su relación con nosotros.
    También sirve cuando recomiendan un artículo o una publicación. Hace mucho que pongo el ojo sobre esto en LinkedIn, y aunque a veces cuesta, debo decir que los resultados se comienzan a multiplicar de manera exponencial una vez que comienza a girar la rueda. Siempre es un placer leerte!! Criterio y enfoque es lo que nos aporta tu mirada. Abrazo!

    Responder
    • Muchísimas gracias Diego!! Comentarios como el tuyo también ayudan!! A veces no pedimos recomendaciones por vergüenza o porque nos da apuro pensar que estamos “pidiendo” pero a las personas (en general) nos gusta ayudar, y si hemos recibido algo de valor de la otra persona, qué menos que responder positivamente a su solicitud de recomendación.

      ¡Un abrazo y muchísimas gracias por tu comentario!

      Me alegro de que estés observando mejoras… es como una bola de nieve, al principio cuesta mucho, pero una vez que empieza a rodar se va haciendo grande con menos esfuerzo!

      Responder

Deja un comentario

SUSCRÍBETE a "LinkedIn en la Oficina" y descubre cómo usar LinkedIn para conseguir tus objetivos

Primero deberás ser Conocido, después Reconocido y por último Admirado. Solo entonces serás Comprado.

Recibe mi guía gratuita y consejos exclusivos cada viernes que te ayudarán a posicionarte en tu mercado y diferenciarte de la competencia gracias a LinkedIn.

Únete a los más de 10.000 profesionales que ya forman parte de mi COMUNIDAD. 

Accederás a formaciones y sorpresas exclusivas por ser miembro.