director de marketing

Si en tu empresa no hay un Director de Marketing, entonces lo eres tú.

Sabes que la comunicación es un aspecto de tu empresa que NO debes descuidar. Dependiendo de la estrategia de comunicación que decidas podrás posicionarte de una manera u otra en tu mercado, ser reconocido o no por tu público potencial y aumentar tus ventas, o quedarte como estás.

También sabes que tu empresa, como todas las demás, compite en un mercado donde ser el primero en la elección del cliente es la única opción para que te compren a ti.

Sabes que hoy en día, existen infinitas posibilidades de comunicación.

Sabes que hay otras empresas (quizá aún no las de tu competencia) que ya están usando las nuevas formas de comunicarse con su público.

Sabes que es tu deber dotar a tu empresa con una imagen fuerte, una marca relevante, que esté presente en la mente de tu cliente.

Sabes que es tu deber buscar las mejores fórmulas para que tu empresa no deje de crecer.

Sabes que debes llevar tu empresa desde el punto donde se encuentra ahora hasta un lugar mejor. Las empresas o están en fase de crecimiento, o decrecimiento. ¿En qué lugar está la tuya?

Pero NO SABES POR DÓNDE EMPEZAR. Y es normal. Tú no debes saberlo todo, sino contar con los mejores en cada tema (o con buenos profesionales) que solucionen problemas concretos de cada departamento.

Si en tu empresa no tienes un Director de Marketing, entonces TÚ eres el director de Marketing.

Así que hoy te traigo unas ideas sencillas que te pueden ayudar a tomar una decisión hoy mismo, o por lo menos, conocer lo que un Director de Marketing debe hacer por tu empresa.

Voy a dar por sentado que ya has establecido tus objetivos de comunicación alineados con los de tu negocio: ya sea convertirte en una marca conocida en el mercado, mejorar tu branding, conseguir aumentar un porcentaje determinado tus ventas, conseguir colaboraciones o todas las anteriores. (¡Sí! ¡eso es posible!)

1. Para hacer este ejercicio deberás coger papel y boli.

Lo que no se escribe no se concreta, se pierde y se olvida. ¿De verdad quieres mejorar tu comunicación? Ten a mano papel y boli o una pestaña en tu ordenador para escribir…tus ideas.

2. La misión.

Sin misión tu empresa no tiene sentido. ¿Para qué trabajas? ¿Para qué trabajan las personas de tu empresa?
La misión es el fin, el motivo último.
Si tu empresa vende energía renovable tu misión no será “ofrecer el mejor producto del mercado con una atención al cliente exquisita”.
Tu misión podría ser: mejorar la calidad de vida de las personas proporcionando hogares y lugares cálidos y confortables.

Si tu empresa es una peluquería tu misión no será “ofrecer un corte de pelo moderno con las últimas tecnologías de vanguardia y de calidad”
Sin embargo, tu misión podría ser: “Hacer a las personas sentirse bien, guapas y atractivas a través de una mejora de su imagen y su cabello”

Ahora es tu turno. ¿cuál es la misión de tu empresa?

3. Tu cliente.

Tu cliente es una persona. Una. No un grupo de personas. No una empresa. Tienes que pensar en términos humanos.

Quien te compra tiene una edad, es hombre o mujer, vive en una región determinada y tiene unos gustos concretos. Lee un tipo de prensa (si la lee), de radio y de medios digitales. Está o no está presente en una u otra red social.

¿Quién y cómo es esa persona que te compra? Fíjate en este mismo post. ¿A quién estoy escribiendo? ¿A mucha gente? NO.

Me dirijo a ti: gerente de tu empresa que está interesado en mejorar la comunicación de su negocio. No hablo de vosotros, sino de tú. No hablo para todo el mundo, sino para ti.

Debes definir quién es ese cliente.

Si no lo tienes definido, todas las acciones que hagas serán como gotas de agua en el mar. Se disolverán entre la masa.

Uno de los miedos de las empresas con las que hablo es, “si defino un cliente ideal, estoy rechazando al resto de potenciales clientes”.

Te voy a explicar por qué esto no es así con un ejemplo.

Tienes una tienda de bolsos de lujo. Tu tienes definido tu cliente. A quién te vas a dirigir: “Una mujer de clase alta, que vive rodeada de lujo, lee revistas de mujeres como Vanity Fair, Hola u otras. Le gusta salir a cenar a restaurantes buenos de su ciudad y vestir de una manera exquisita y elegante. Es madre y también es trabajadora. Su edad es de 35 años. Vive en una casa confortable en una buena zona de su ciudad. Le gusta estar sentirse atractiva, capaz y disfrutar de todo lo bueno que le ofrece la vida.”

Bien. Entonces, si esta empresa se DIRIGE a este público objetivo ¿Significa esto que SÓLO le van a comprar este TIPO de mujeres?

Y aquí está la respuesta: NO.

Le comprarán este tipo de mujeres Y TODAS AQUELLAS QUE QUIERAN SENTIRSE COMO ESE TIPO DE MUJERES O ASPIREN A SER ASÍ ALGÚN DÍA.

El abanico de clientes se amplia, ¿verdad?

Te toca…¿Quién es tu cliente ideal? ¿A quién vas a dirigir tu mensaje?

4.Tu mensaje.

El punto anterior nos lleva directos a este.

Ya tienes una misión.
Ya tienes un público al que dirigirte.
Ahora te falta saber qué mensaje quieres transmitirle.

Te voy a poner como ejemplo una asesoría de empresas con la que trabajo. En Asesoría Proyecta el mensaje que quieren transmitir es el de una asesoría que “CONECTA EMOCIONALMENTE CONTIGO”, una asesoría “CON ESPÍRITU JOVÉN PERO EXPERIMENTADA”, una asesoría “QUE AYUDA”, que te facilita la vida y que te acompaña. Una asesoría “COMPROMETIDA CONTIGO”.

El mensaje es, si necesitas asesoramiento de empresa en Proyecta tendrás un apoyo inmejorable que te acompañará y te solucionará los deberes legales, mercantiles, contables, laborales y fiscales.

¿Te animas a escribir el tuyo?

5.Tu competencia. 

Echa un vistazo a tu competencia.

Escribe tus 5 principales competidores e intenta descubrir cuál es su mensaje.

¿Por qué? Porque el tuyo tendrá que ser diferente. Único. Exclusivo.

Créeme, el tuyo puede ser aún mejor.

Pon atención a qué medios utilizan, cuáles son sus colores corporativos, su identidad visual, su tono de comunicación con su público… y escríbelo.

Mientras observas a la competencia te darás cuenta de los “huecos” libres, de los puntos comunes y probablemente comenzarás a tener ideas para diferenciarte de ellos.

6.Plan de Medios. Tácticas.

Ya tienes una misión.

Un mensaje.

Un público a quien dirigirte.

Un estudio de tu competencia.

Ahora tienes que definir qué tácticas de comunicación vas a utilizar para enviar tu mensaje a tu público.

Por ejemplo:

  1. Qué nombre vas a usar para tu marca (no tiene que ser el mismo de tu empresa),
  2. o cómo va a ser tu imagen gráfica (logo, paleta de colores, identidad visual, fotos…),
  3. o qué tipo de contenido vas a aportar y cómo (¿una web? ¿con blog?)
  4. o qué redes sociales vas a utilizar (¿Facebook? ¿Linkedin? ¿Twitter? ¿Tripadvisor? ¿Bodas.net? ¿Foros?).
  5. ¿Vas a realizar acciones de marketing directo?
  6. ¿relaciones públicas?
  7. ¿publicidad? ¿en qué medios? ¿online? ¿off-line?

Una vez definido este paso, entonces …. pasamos a la ACCIÓN.

7. Las acciones.

Fíjate que todavía no he nombrado ni Google, ni Adwords, ni leads, ni Mailchimp, ni fan page, ni Facebook, ni autorresponder, ni wordpress, ni videomarketing…ni ninguna de los términos que creo que son la causa de la confusión actual en el mundo de la comunicación. 
Es en este momento cuando puedes empezar a realizar acciones. Y de contratar a especialistas en cada materia. Pero no antes. Tú no tienes por qué saber utilizar todas las herramientas, todos los medios disponibles a tu alcance, ni siquiera aunque sean fáciles o gratuitos.

Como ves, realizar una estrategia de marketing lleva tiempo, esfuerzo y muchas, muchas horas de reflexión. Pero tú te tienes que dedicar a lo tuyo. A llevar a tu empresa a un lugar mejor.

¿Te imaginas tener una estrategia de comunicación definida en tu empresa? ¿Tener un plan de acción desarrollado? ¿Contar con agencias y con presupuestos ya negociados?

¿Te imaginas tener una empresa de la que te vuelvas a sentir orgulloso? ¿reconocida por tu público? ¿admirada?

Dentro de unos días, te ofreceré una solución a este problema.

About the Author
Inge Sáez

Inge Sáez

Llevo 4 años ayudando a empresarios a mejorar sus empresas a través de estrategias de Marketing. Me he dado cuenta del poder de una de las redes sociales profesionales: LINKEDIN. Por ello, te animo a conocer más sobre cómo generar una imagen profesional y aumentar el volumen de tu negocio a través de esta red. Descárgate mi curso gratuito aquí: El Poder de tu Perfil

 

Comments 2

  1. Saludos Inge

    Acabo de leer los dos primeros posts tuyos y he quedado gratamente sorprendido, me resultaron muy interesantes.

    Tengo muy claro que el camino hacia la implementación de un Blog no es sencillo y debo conseguir el apoyo de profesionales.

    Además se muy bien que la Comunicación Estratégica es uno de los pilares fundamentales para un Emprendimiento, por eso estoy elaborando el documento técnico, entre otros, referente al Plan Estratégico de Comunicación Integral (PECI), por lo que me vino muy bien la información de estos posts.

    Seguiré tus sugerencias para aprender más sobre Bloggering y otros temas y por supuesto seguiré tu Blog para conocer más sobre Comunicación Estratégica.

    Un gusto conocerte virtualmente.

    1. Inge Sáez Post
      Author

      Hola Antonio, muchas gracias por tus palabras y tus comentarios. Haces muy bien realizando esos documentos e incluyendo el Plan Estratégico de Comunicación Integral. Así se hace para que luego no haya sorpresas… ¡te deseo todos los éxitos en tu empresa!
      Muchas gracias de nuevo. Espero volver a “verte” por aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.