Post

Todo lo que no te han dicho sobre las stories en LinkedIn

Leer más

Todo lo que no te han dicho sobre las stories en LinkedIn

 

LAS STORIES EN LINKEDIN SON LO MEJOR…. ¿O no? 

Lo que está claro es que son lo más llamativo de las novedades de 2020. Al igual que Instagram o Facebook, su duración es limitada (20 segundos durante 24 horas en el aire), se pueden utilizar stickers, hacer vídeos cortos, mencionar a otros usuarios (@) y controlar quién tiene acceso para ver tu contenido. 

También podrás compartir historias desde tu página de empresa o desde las empresas que administres. Todo eso está muy bien para poder mostrar tus productos e interactuar con tu cliente de manera más directa, e incluso te dará más oportunidades para establecer una conversación con ellos/ellas. 

Es más, las stories también se adaptan a las personalidades de cada uno. Y antes de ponernos a votar qué tipo de personalidad es mejor te diré que toda personalidad tiene sus ventajas y desventajas. Solo tienes que darte cuenta de qué tipo de personalidad tienes tú y asumirla.

Hay dos tipos de creadores de contenido según su personalidad:

1. Los planificadores o los que viven con antelación: si tienes este tipo de personalidad vas a poder enfocar tus objetivos de manera más sencilla.

Reconozcámoslo, tener un carácter “planificador” es una ventaja a la hora de crear y compartir contenido.

Podrás incluir las historias en tu estrategia de marketing, visualizar detalladamente tus próximas publicaciones, evitarás repetir contenido y te darás cuenta el mismo día de qué contenido le interesa a tu audiencia (¿Qué stories tienen más éxito? ¿Cuándo interactúa más tu audiencia?), lo que te dará tiempo de sobra para mejorar.

2. Los impulsivos o los que viven al día: si eres así, la planificación no es tu fuerte  pero también tienes alguna ventaja importante (te confieso que yo misma pertenezco a este grupo).

Para ti, será fácil transmitir en tus stories las cosas “cuando ocurran”, que es lo que precisamente pretenden estas stories.

Ser auténtico, instintivo, impulsivo y compartir de manera instantánea, incluso cosas banales, te acercará a tu público.
 

Si estás en esta tipología eres de los que no tienen que  pensar muy bien en cada palabra que escoges para ese artículo que compartes o qué encuadre es el mejor para esa fotografía… Es posible que publiques durante tu jornada laboral cómo le da el sol del amanecer a tu oficina, o tu proceso de elaboración de un producto… Tu cliente te conocerá mejor y seguramente se sienta más cómodo para establecer una relación profesional contigo. 

¿Quién eres tú? ¿Te has analizado? Entonces verás que…

Si eres planificador: las stories en LinkedIn te deberían ayudar a ser más natural. Seguramente te encuentres con que un día quieras compartir algo que está pasando en ese preciso momento y que tiene una caducidad de segundos. Con las stories en mente, aprovecharás para grabar ese rato único que está ocurriendo en tu oficina o ese evento de team building tan bueno. 

Si eres impulsivo: las stories en LinkedIn te deberían ayudar a planificar. Con el tiempo verás que tus clientes reaccionan más o menos con determinado contenido. Eso te hará recapacitar para pensar mejor en qué cosas quieres compartir y así generar contenido de mayor calidad. 

¿A que suena bien? Aunque mi recomendación es que para trabajar tus flaquezas contrates a un profesional, ya habrás comprobado que solo con las stories vas a poder reforzar un poco tus debilidades. 

PERO… (“¡Oh, no! ¡Siempre hay un pero!”)

Hay cosas que no te han contado todavía. Y aquí estoy yo para spoilear la bonita realidad de las stories de LinkedIn y para que tú no seas de los que se quedan en la superficie. ¿Preparado/a? 

P.D. Otro spoiler: hay final feliz

Stories en linkedin

 

Los aspectos negativos de las stories en LinkedIn

 

1. La confusión 

Eso es lo que están sufriendo muchos profesionales con las LinkedIn Stories al empezar a tratar LinkedIn como una red social cualquiera. 

Por supuesto que LinkedIn es una red social, pero no perdamos el norte con las stories y ojo con usarla sólo como tal. LinkedIn es una HERRAMIENTA DE VENTA para aquellas empresas que quieren generar negocio. Es la mejor herramienta que tenemos hoy en día las empresas y autónomos para demostrar nuestro valor en el mercado

Hay contenido que sólo es apropiado en redes sociales como Facebook o Instagram, como fotos de tus mascotas o lo que has comido ese día. Ya sabemos que ese contenido genera mucha interacción, pero ESO NO ES PARA LINKEDIN. 

2. La fina línea entre lo personal y profesional (con las stories en LinkedIn)

Parecido al punto anterior: ¿Qué es correcto y qué no es correcto para publicar en LinkedIn Stories? 

Lo primero: no existe correcto e incorrecto. Todo depende. ¿De qué? Del ángulo desde el que cuentas el contenido.

Hace tiempo que creo que no existe límite entre lo personal y lo profesional. Todo lo que nos ocurre en la empresa nos afecta en la vida… Y viceversa.

Entonces: ¿Publico que he sido madre en mis stories? Bueno, quizás es más beneficioso para ti contar algo “relacionado” con tu empresa y servicios relacionado con este hecho. 

Ejemplo: “Estaré de baja unos meses porque acaba de llegar a mi vida esta preciosidad” y una foto que lo ilustre

¿Publico que mi hijo se ha ido de casa? Bueno, quizás puedes darle un ángulo profesional y decir que, al igual que como empresario, te emociona cuando tus trabajadores vuelan solos, ahora es tu hijo quien lo está haciendo.

Estamos acostumbrados/as a ver las stories en el contexto de redes sociales personales o privadas y, por tanto, asociamos las historias a momentos bonitos con amigos, parejas… Un contexto social y de ocio. Es normal que llegues a LinkedIn, vayas a subir tu primera historia y te preguntes: ¿Y ahora qué? ¿Qué puedo subir relacionado con mi trabajo?

Mi consejo es que encuentres el ÁNGULO profesional a lo personal.

En este artículo te explico cómo publicar en LinkedIn contenido de alto impacto >>> clic aquí

Quizás te dé alguna idea. 😉 

3. La distracción para tu cliente

Cierto es que cuando tú publiques una historia, tus clientes lo podrán ver fácilmente, e incluso escribirte directamente comentando algo sobre ella, pero también tendrán más distracciones.

Además, ahora en LinkedIn nos encontramos dos fuentes de contenido: el muro y las stories. O estoy leyendo el feed en el muro, o estoy “viendo” stories… Las dos cosas a la vez no. 

Lógica pura y dura: a mayor número de herramientas para publicar y difundir contenidos, mayor será la competencia con otras empresas. Ahora, habrá  que trabajar más duro todavía.

Así que es posible que nuestras actualizaciones pierdan visualizaciones porque ahora hay más opciones. Veremos. 

4. La posibilidad de spamear 

Hoy día todos nos encontramos corriendo para atrás y para delante.

¿Cuántas veces habrás escuchado o habrás dicho “no tengo tiempo” “no me da la jornada para hacer todo lo que quiero”?

Por tanto, cuando consumimos información, es normal que queramos que merezca la pena haber invertido el tiempo en leer ese artículo, ese vídeo, etc. Tiene que ser útil para nosotros. 

Como las stories no avisan, ni se sabe antes de abrirlas si van a merecer la pena o no, nos podemos encontrar con mensajes sin sentido, algunos spammers o aburrirnos hasta el infinito.

5. El contenido pobre y poco relevante 

Los profesionales recurren a LinkedIn para encontrar información detallada y en profundidad. Van a leer lo que a ellos les interesa y, de hecho, esto ya está siendo complicado porque en el news feed aparece el contenido que más “me gustas” tiene, o los “me gusta” de tus contactos, pero con poca información relevante o práctica. 

Pues bien, lo que temo con la llegada de las stories es que esto empeore. Vale que pueden aumentar las conexiones y el contacto, pero es importante NO DEJAR DE LADO EL FONDO. 

Con la falta de contexto en una story y la sencillez para subirlas, es fácil que lo que publiquemos sea pobre y poco relevante. ¿De verdad queremos muchos contenidos simples en nuestras cuentas de LinkedIn? En mi caso, la respuesta es no. Pero esto se puede pelear. 

¡Sigue leyendo y tendrás todas las respuestas a estos aspectos negativos! 

¿Cómo contrarrestamos lo negativo de las stories en LinkedIn? 

 

Básicamente, el problema con el que coinciden aquellos que no están de acuerdo con esta novedad es que las stories no encajan en la comunicación de una plataforma profesional, pero ya están aquí… No podemos hacer nada por evitarlo.

Entonces, ¿por qué no aprovecharlas teniendo lo negativo también en cuenta? Te invito a que PRUEBES.

Nunca sabes quién te está mirando. Prueba, error. Así funcionamos. No te preocupes si a la primera no sale, es normal. Poco a poco vas a pillar el tranquillo. 

Si la historia no ha tenido éxito, prueba a contarla de otra manera. Hazte preguntas, reflexiona. Invierte el tiempo que necesites en hacerlo funcionar, porque puedes. 

Si la historia no ha tenido éxito, prueba a contarla de otra manera. Hazte preguntas, reflexiona. Invierte el tiempo que necesites en hacerlo funcionar, porque puedes. 

¿Necesitas un empujoncito? Aquí te ofrezco las claves para contrarrestar esos aspectos negativos:

  1. Confusión: Piensa, principalmente, ¿dónde estoy? En LinkedIn, eso es. ¿Y qué quiero conseguir? Que tus clientes actuales estén satisfechos, que tus potenciales clientes te conozcan y hacer visible tu empresa y tus productos.

    Entonces pregúntate: ¿Cómo puedo complementar las stories con mi negocio? ¿Acaso sería relevante que cuente qué he comido o puedo compartir un artículo reciente relacionado con mi sector y parecer una persona actualizada y de referencia? Pregúntate y pregúntate, y las respuestas saldrán solas.

  2. La fina línea entre lo personal y lo profesional: ¿No tienes ideas? ¿Qué tal compartir algo que les lleve a tu perfil o a un post sobre tu sector? Pregúntate si en un cara a cara con tu cliente le contarías aquello que vas a publicar. ¿Le dirías de repente que tu gato maúlla cuando suena una canción de Pavarotti o le contarías que tu último producto funciona a las mil maravillas?

  3. La distracción para tu cliente: La llamada a la acción siempre es la solución. Con una llamada a la acción, tu cliente se sentirá más predispuesto a ver qué ofreces. Pero cuidado, no estoy sugiriendo que todos los días publiques una story con una llamada a la acción.

    Puede ser que algún día no tengas mucho que decir pero que te apetezca publicar una historia para interactuar con tus contactos. Eso sí, el día que quieras de verdad que tu cliente se interese por lo que estás contando, prueba con eso.

    Para que lo entiendas mejor te doy un ejemplo: prueba a escribir una publicación con fundamento en tu feed y da acceso a ella a través de tu story. ¡Invítales a leer!

  4. La posibilidad de spamear: hay algo muy sencillo para que esto no te ocurra… NO VENDAS. En Territorio Social Selling hablamos de no vender a todo el mundo, y mucho menos perseguir a tus posibles clientes para que compren. Eso no es elegante. La elegancia consiste en ofrecer tus servicios en el momento adecuado y sólo de verdad a quien puedas ayudar. Por lo que las stories no son el lugar para ello.

  5. El contenido pobre y poco relevante: para evitar esto, tienes que sacar lo mejor de ti. Sí, ya sé que es fácil decirlo. Pero para actuar, siempre lo digo: asegúrate de publicar algo que compartiría hasta tu madre. Si ella no lo compartiría, es que no va a ser viral. 😉

    Por tanto, es importante que aquello que compartas sea útil. Y si no es útil, al menos que ayude a tus clientes a salir de su rutina. Hazles preguntas, quieres su opinión. Hazles sentir importantes. Aunque no lo digan, te lo agradecerán. 

Ejemplos de contenidos para publicar en las stories de LinkedIn

¿Sigues todavía un poco perdido/a con respecto a qué publicar? No te preocupes. Aquí te doy unas ideas para que tu paso por las stories en LinkedIn sea más fácil: 

1. Preguntas y encuestas: esto nos servirá para obtener feedback acerca de nuestras ideas y productos. Porque, ¿quién va a darte la crítica constructiva que más te interesa sino tu potencial cliente? 

2. Consejos profesionales: un buen consejo nunca es mal recibido. Y éstos captarán la atención de tu audiencia. Por ejemplo, puedes hablar sobre alguna herramienta que utilices que sea útil para ti en el trabajo o cómo ser un trabajador multitarea. Tus clientes lo apreciarán y, además, verán que eres una persona resolutiva y profesional.

3. Tus aficiones: puedes compartir qué libro estás leyendo en ese momento, qué película has visto recientemente o qué podcast has descubierto. Aparte de que la gente siempre agradece algo ameno que les saque de su rutina de vez en cuando, también darás ese toque humano que necesitas para acercarte a tu cliente.

No es demasiado personal, pero a su vez estás dejando que tus contactos te conozcan y, ¿quién sabe?, eso quizás podría llevar a tener una conversación con el potencial cliente que querías.

Si tu audiencia ve ese lado de ti, se sentirán más cerca (y más cómodos) y, seguramente, será más fácil para ellos interactuar contigo. Muchas veces las pantallas nos hacen parecer fríos y distantes. No invitan a conectar. Ahora, en LinkedIn, eso lo podemos cambiar gracias a las historias.

4. Lo último en tus productos y servicios: ahora estarás vendiendo sin quererlo. Por ejemplo, al mostrar lo último en tu tienda, o una actualización de tu marca, estarás REFORZANDO TU PRODUCTO. El hecho de publicarlo en una story le dará un toque innovador y resaltará.

5. Preguntas y respuestas: anima a tus clientes a preguntar sus dudas. Puedes responderlas tú o un compañero de trabajo. Esto fomentará la comunicación directa y la interacción con tus clientes.

6. Iniciativas y proyectos en los que estés trabajando: comparte los últimos progresos de las decisiones clave que toméis. Tus clientes te considerarán una persona activa y comprometida con su trabajo. 

7. Tu oficina en casa: en estos tiempos inciertos, a todo el mundo le gusta conocer ideas para hacer de su teletrabajo algo cómodo. Aparte de agradecértelo, te llegarán a conocer un poco más.

8. Últimas noticias en tu sector: tus clientes verán que estás actualizado en tu área.

9. “Behind the scenes” (detrás de las cámaras): siempre es interesante ver el trabajo que hay detrás de un producto, un vídeo o una idea final. El proceso de tu trabajo aporta

10. Cultura empresarial: toda empresa tiene tradiciones o pequeñas bromas internas. Muéstrale a tu cliente cómo te relacionas con tus compañeros y le harás sentir como parte del equipo.

11. Actividades de team building: en el caso de tener un equipo, es bueno que vean que te relacionas con ellos. Eso dará una imagen de cohesión, unión y saber hacer. El trabajo en equipo se aprecia siempre. 


¿Qué te parecen las stories en LinkedIn? ¿Te gustan o disgustan? Cuéntame y te leo. 🙂 

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Inge Sáez

Inge Sáez

Inge ayuda a las empresas B2B, sus dueños y sus equipos a diferenciarse y generar negocio gracias a estrategias de marketing en LinkedIn.
Nombrada por la revista entrepreneur inc. como una de las Top 20 influencers en LinkedIn de habla hispana.
Creadora de la metología El Método CRAC y el método Raíz, ha publicado la primera Guía Estratégica para usar LinkedIn.
Inge Sáez es así mismo creadora de la plataforma TERRITORIO SOCIAL SELLING donde enseña a empresarios y emprendedores a crear sus propias estrategias en LinkedIn.
Autora del libro: "LinkedIn: tu marca profesional" que podrás encontrar en esta web.

TERRITORIO SOCIAL SELLING

1 comentario en «Todo lo que no te han dicho sobre las stories en LinkedIn»

  1. Hola Inge,
    ¡Me ha encantado tu artículo! Al final, entiendo que es tema de criterio… no puedes parecer un vendedor ambulante, y hay que tener cuidado con decir las cosas con perspectiva.
    Me impresiona la cantidad de opciones que ofreces, ¡qué repertorio! Señal de que lo tienes muy trabajado… y de que yo tengo mucho que aprender.
    ¡Muchísimas gracias!

    Responder

Deja un comentario

SUSCRÍBETE al blog y descubre cómo usar LinkedIn para conseguir tus objetivos (100% gratis)

Primero deberás ser Conocido, después Reconocido y por último Admirado. Solo entonces serás Comprado.

Recibe mi guía gratuita y consejos exclusivos que te ayudarán a posicionarte en tu mercado y diferenciarte de la competencia gracias a LinkedIn. Únete a los más de 10.000 profesionales que ya forman parte de esta COMUNIDAD.