Post

ÉSTE es el error que cometen el 95% de los perfiles en LinkedIn.

Leer más

Hay un error que se repite bastante a la hora de redactar los perfiles en LinkedIn.

En un post anterior te comentaba los 15 errores de novato a evitar en LinkedIn, ninguno de ellos te hace tanto daño como el que te voy a contar hoy.

Es un error básico ya que IMPIDE que consigas el objetivo principal por el  que tú estás en esta red: que la persona que a ti te interesa te busque , te encuentre y… te solicite lo que ofreces. 

Recuerda que LinkedIn es un mega-buscador profesional con 450 millones de usuarios de 200 países. Es algo así como el Google de los profesionales.

Este error es el culpable de que no te encuentren o aún peor, de que una vez te hayan encontrado, te descarten.

A veces, parece que LinkedIn es un lugar donde incluir tu currículum vitae recargado de una buena dosis de ego, de las empresas donde trabajas, de los puestos que has tenido, las universidades y títulos obtenidos, todo lo que sea que tenga que ver con tú, te, ti, contigo. Todos tus proyectos, todas tus experiencias, todas tus habilidades, todo sobre ti..

Una especie de currículum vitae digital.

Ya, Inge, pero es que es MI perfil de LinkedIn y debería incluir información sobre MÍ, ¿no?

Pues verás, sí y ….no.

EL ERROR MÁS COMÚN DE LOS PERFILES EN LINKEDIN:

Estás a punto de conocerlo. A punto de comprobar si tú también estás cometiendo este error o no. El error que veo en el 95 % de los perfiles que visito:

Tu perfil de LinkedIn está centrado en ti y no orientado hacia tu cliente.

Si alguien llega a tu perfil se estará preguntando: ¿en qué me puede ayudar esta persona? ¿qué hay en este perfil que me sirva a mí?

Las personas están interesadas en sí mismas, en lo que tú puedes hacerles ganar.

Siento decirte que tú no les importas tanto como lo que pueden conseguir de ti. Es así. Y cuanto antes lo aceptes, mejor.

Si alguien llega a tu perfil es porque te ha buscado en el buscador, ha visto un comentario tuyo que le ha llamado la atención o ha leído uno de tus post o actualizaciones que le han llevado a buscar más sobre lo que haces y si le puedes ayudar (a él).

Debes aprovechar esa visita y conquistarle hablándole de…sí mismo, de lo que puede conseguir a través de ti.

Si alguien llega a tu perfil y no es tu cliente potencial, mejor que se vaya y no vuelva, ¿no?

Cuando llega a tu perfil en LinkedIn tienes una oportunidad de oro para hacerle ver que TÚ eres la persona que está buscando, la mejor OPCIÓN frente a las demás, que le entiendes y puedes ayudarle. ¿Cómo? Por supuesto, con tus servicios.

¿Ves a dónde quiero llegar?

Vale Inge, entendido. Entonces ¿cómo hablo, cómo re-oriento mi perfil para que esté centrado en mi cliente ideal en lugar de en mí mismo?

Obviamente es tu perfil y tendrás que incluir información sobre ti, pero orientada a tu cliente.

Es bueno contar cómo eres.

A las personas nos gusta relacionarnos con otras personas que son como nosotros.

Nadie puede gustar a todo el mundo así que arriésgate y muéstrate como eres. Tus singularidades, tus particularidades son lo que te hace único.

Un dato, un detalle de tu vida, una afición en común, tu físico … puede conseguir que tu futuro cliente tenga más conexión contigo que con otra empresa o profesional de tu competencia.

REVISA TU PERFIL DE LINKEDIN.

Vuelve a tu perfil y revisa si el tuyo está orientado a tu cliente.

1. ¿Le dices a tu visitante a quién ayudas?

Esta información es fundamental para que sepa si quedarse en tu perfil o marcharse.
Si lo que tu haces, tus “servicios”, son para un determinado tipo de profesionales, avisa en primer lugar a quién te diriges y tanto el que esté interesado en tus servicios como el que no, te lo agradecerá.

2. ¿Le explicas en qué ayudas?

La persona que llega a tu perfil debe conocer al inicio del mismo a qué te dedicas. En qué puedes ayudar. ¿Eres fotógrafo de bodas? ¿Diseñador web en WordPress? ¿Entrenador de fútbol base? ¿Analista web? CEO no significa nada. 🙁

3. ¿Le explicas cómo ayudas?

Para que sepa qué debe esperar de ti. Si eres formador podrías dar formación on-line o presencial, formación particular o para grupos. Tu posible cliente te agradecerá esta información.

4. ¿Le explicas qué beneficio obtendrá con tu ayuda?

¿Será más rico? ¿más feliz? ¿tendrá menos problemas? ¿se sentirá orgulloso de sí mismo? ¿estará más seguro? ¿tendrá menos dolores de cabeza? ¿estará más sano?

Debes pensar cuál es el beneficio de contratar tus servicios, de contratarte a ti.

5. ¿Le apuntas a su dolor para darle una solución después?

Una acción que puede darte resultado es primero plantear el problema de tu cliente para darle después la solución (tu ayuda).

Por ejemplo, imaginemos que eres abogado de empresas.

Podrías decir :¿Estás cansado de pelear con tus empleados, proveedores o clientes? Soy Juan Marín, Abogado de empresa y de manera externa puedo ser tu abogado de cabecera. A partir de ahora siempre tendrás a quién recurrir si tienes un problema con un empleado, con un cliente o con un proveedor.  Etc..

6. ¿Le muestras tu cara más amable?

Una sonrisa significa que te puedes acercar sin miedo a ser “atacado”.

Una sonrisa muestra amabilidad. A nadie le gusta tratar con una persona con cara de pan  😯  o gesto de enfado.

Muestra quién eres con una buena fotografía, donde se te vea la cara, donde se perciba tu sonrisa, donde hables en primera persona…

7. ¿Incluyes una “llamada a la acción” para que la persona que visita tu perfil haga “algo”?

Puedes informar de tus datos de contacto, de que tu información es ampliable o de visitar tu página web. Pídele a tu visitante que haga algo, si es una acción que requiere de tu respuesta, aún mejor. Ya has “provocado” el primer contacto.


Si quieres, puedes ver cómo yo misma he realizado esta orientación hacia el cliente en mi perfil de LinkedIn. Además, si lo deseas, envíame una solicitud y así estaremos en contacto.

Como en casi todos mis posts, ahora te animo a que vayas a tu perfil de LinkedIn y te pongas en el lugar de tu cliente.

Ten en cuenta que cuando digo “tu cliente” me refiero a un futuro comprador de tus servicios o productos, un futuro reclutador para un nuevo trabajo, tu jefe actual que te promocionará dentro de tu empresa, un futuro colaborador

Si ese futuro cliente tuyo va ahora mismo a tu perfil…¿sabría en qué podrías ayudarle y cómo?

¡Espero tus respuestas en los comentarios!

PD. Si has llegado hasta aquí y aún no formas parte del Grupo de LinkedIn “Link Pro: tu marca profesional” te animo a unirte a través de este Link. ¡Serás más que bienvenido/a!

PD 2. ¿Quieres descubrir 5 herramientas gratuitas que te ayudarán desde YA a mejorar? Descárgate esta guía que he preparado para ti y recibirás también un mini-curso gratuito para mejorar tu presencia y tu marca profesional en LinkedIn.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Comentarios

30 comentarios en “ÉSTE es el error que cometen el 95% de los perfiles en LinkedIn.”

  1. Hola, soy profesora de español y quisiera saber dónde pueden dejar mis alumnos los comentarios sobre experiencia que han tenido conmigo para que puedan ser vistos por visitadores posteriores. Gracias.

    Un saludo
    Eva

  2. Hola Inge,

    Me gusta la musica y en un par de semanas voy a tocar en uno de los mejores locales de la escena local (capacidad: 160 personas) con mi grupo de rock que tenía de chiquillo, despues de 30 años. Soy un comercial con 20 años de experiencia en Telecomunicaciones y estoy tratando de marketearme lo mejor posible por Linkedin, consulta: Debería poner el flyer del concierto en mi Feed de LinkedIn?, en alguna otra parte de LinkedIn? Muchas gracias por tus sabios consejos.

    NOTA: Tengo dos perfiles de Linkedin, y uno de ellos (que tiene 12 contactos) no puedo borrarlo porque la cuenta de correo con la que lo cree ya no existe. Hacer poco pude hacerme otro perfil y recien hace un mes que estoy utilizandolo.

    • Es una pregunta compleja de contestar sin conocer tu historia Javier. Depende de varios factores, de tus objetivos en LinkedIn, de tu marca profesional, del tipo de contactos…Pregúntate lo siguiente: ¿qué aporta a tu red que informes sobre ese concierto? ¿Es algo que aporta valor o es algo que quieres que te aporte valor a ti? ¿Das o pides?

      La respuesta la tienes si contestas sinceramente a esta pregunta 🙂
      Un abrazo
      Inge

  3. Hola, Inge,

    Muy bueno el post (y muy lógico, aunque no siempre nos demos cuenta), pero… como pasa muchas veces con el curriculo, es difícil enfocarlo a clientes en determinados sectores porque los “logros” no son cuantificables, se me ocurre, por ejemplo, el de las bibliotecas, o el de las azafatas en hospitales que acompañan a los pacientes a las salas correspondientes… No sé, ¿cómo se podría enfocar en estos casos, por ejemplo, teniendo en cuenta que el “cliente” es una empresa para que te contrate?

    Muchas gracias,
    Saludos.

  4. Hola Inge. Ya hace unos meses que te descubrí por la red y desde entonces, poco a poco, e llevado a la práctica algunas de tus indicaciones y consejos, con más o menos acierto.
    Echando la vista atrás, desde que me tomé más en serio mi proyecto personal, me he dado cuenta de lo mal que iba enfocado mi proyecto en todos los aspectos, presencia en LinkedIn, diseño web, etc.
    Ahora estoy en otro impás, creo que más grave si cabe que el primero. He contactado con bastantes clientes, les he ofertado, resuelto sus dudas y, a la hora de la verdad, se decantan por otros. No se, me veo agobiado y con un sentimiento de darlo todo y recibir más bien poco a cambio.
    Espero conseguir salir de esta situación y dar un paso más allá, materializar mi esfuerzo en la venta final.
    Espero algún consejo “otro mas” por tu parte.
    Gracias por tu atención.
    Saludos.
    Salvador Pacheco.

    • Hola Salvador. Entiendo lo que me dices.
      ¿Te sientes como si persiguieras a tus clientes potenciales? ¿Como si les presionaras? ¿y al final se te escapan de las manos? Creo que estás llevando a cabo una estrategia de presión en lugar de atracción.

      Es decir, ¿no te gustaria, en lugar de salir a buscar a tu cliente, que ellos vengan hacia ti a comprarte porque les interesan tus servicios?

      Esa es la estrategia que yo enseño. Y puede realizarse a través de LinkedIn empezando por nuestros perfiles.

      Te recomiendo este post que escribí sobre la nueva manera de vender ¡Espero que te sirva!

      Muchísimas gracias por tu comentario.
      Inge

  5. Gracias Inge por el post, ¡es muy inspirador!

    Nunca me había planteado Linkedin así, pero creo que tienes toda la razón, tengo que enfocar todo mi presentación hacia los clientes.

    Una duda: ¿no sería bueno crear una empresa “Inge Sáez”, para que puedas subir un logo? Una imagen atractiva al lado del texto debería atraer más la atención, ¿cómo lo ves?

    • Ay Dominique, no te creas que no le he dado muchas vueltas a ese tema… y aún estoy pensándolo…Quizás acabe realizando esa página de empresa, aunque hasta ahora mis esfuerzos han ido dirigidos a otra serie de acciones (era más una cuestión de “foco”). Creo que se acerca el momento…:)
      Muchas gracias por tu comentario!!
      Inge

  6. Hola Inge, me ha parecido muy acertado el enfoque que le das al perfil en Linkedin. Hace tiempo que adopté ese camino cuando escribí por primera vez mi perfil. Pero luego…..lo modifiqué. Posiblemente no vi que encajara en el mercado al que voy dirigido así que cambié de estrategia. Ahora me toca volver a replantear el perfil y adaptarlo de nuevo. Gracias por tu orientación. Josu.

    • Hola Josu, me alegra mucho que vuelvas a revisar tu perfil gracias a este post. Si te he animado a enfocarlo “de nuevo” hacia tu cliente, me doy por satisfecha 🙂 Lo importante en esta acción es conocer quién es tu cliente ideal, es decir, hacia quién enfocar tu perfil..
      ¡Un saludo!

  7. Hola!:

    Pues ya hice todo lo que recomiendas!….gracias!. He copiado bastante de tus ejemplos, te pido disculpas! pero si lo pienso mucho ya no lo hago y por la perfección pasan las semanas y las semanas, hoy me senté y me dije ya! Hazlo…. lo iré revisándo y mejorando.

    Gracias por todo!

    Clara.

  8. Querida Inge, ha sido una suerte dar contigo, eso ha ocurrido gracias a una persona de contacto de alguno de mis contactos….

    Tengo cierta resistencia a las redes sociales, he resistido mucho tiempo formar parte de la comunidad Linkedin, finalmente he sucumbido, estoy en fase de búsqueda de empleo.

    Tengo que decirte que tu historia personal me ha resultado inspiradora, sin duda, además en estos momentos más que nunca, encuentro cierto paralelismo, por lo tanto conocer tu experiencia anima!!

    Gracias por tu generosidad, para mi ha sido un ejemplo, gracias por recordarme una gran lección, jugar a “ganar-ganar”.

    Un abrazo

    • Muchísimas gracias Alicia por tus palabras. Ya has vencido a la resistencia así que has dado un primer gran paso. LinkedIn es más que una red social. Tómatelo como algo laboral y profesional. Te ayudará a enfocar tus esfuerzos en esta red.

      Tú ya tienes una marca profesional, lo que tienes que hacer es descubrirla y gestionarla.

      Muchísima suerte en esa búsqueda de empleo. Si puedo serte de ayuda no dudes en contactarme. ¡Ganar-Ganar siempre! Gracias de nuevo Alicia!

  9. Hola Inge,

    Ya se lo que me toca hacer cuando tenga un hueco. Re escribir mi perfil de Linkedin, ya que creo que cometo casi todos los errores que comentas. Al final escribimos nuestro perfil como si fuera un CV que va a leer RRHH y no nuestros potenciales clientes.

    Saludos,
    Ester

  10. Hola Inge! 😀 Quiero decirte que el tema de Linkedin lo tengo dentro de mis pendientes. Realmente no tenía idea del potencial de esta red social. Todo lo que dices es muy interesante y tiene mucho sentido. Te agradezco mucho los consejos. Yo pensaba que Linkedin era justamente para colocar mi curriculum y hablar de mi jajaja… Ahora veo que es un error. ¡Wow poner una afición! Nunca lo hubiera pensado pero tiene mucho sentido. Cuando yo sigo a alguien en internet, me gusta mucho conocer “a la persona”, no solo su página web, creo que conocer estos detalles de la persona rompe muchas barreras, genera confianza y puede ayudar a conseguir clientes. Sin tapujos: en las 7 preguntas salgo reprobado, definitivamente estoy desperdiciendo linkedin. Me pongo en el lugar de mi cliente y puedo ver mi pefil como frio, lejano y que no muestra “en que me puede ayudar este tio”. Voy a poner manos a la obra. 😀 ¡De nuevo gracias por tan buena información!

    • Hola Ben, muchas gracias por tu comentario. Te ocurre lo mismo que a otra mucha gente: nos han educado en modo “currículum vitae” y cuando llegamos a LinkedIn es lo único que se nos ocurre … pero no te preocupes que en cuanto cambias la “orientación” todo es más fácil. Sólo debemos ponernos en el lugar de la persona que llegará a nuestro perfil y adaptarlo en consecuencia. Es muy importante definir muy bien quién es nuestro cliente ideal (aquel que queremos que nos compre, o nos contrate, o nos recomiende) para construir un perfil de éxito. ¡Enhorabuena por ponerte manos a la obra y quiero ver ese perfil “re-orientado”! 🙂 ¡Un abrazo!

      • Ni hablar, a retrabajar mi LinkedIn (aunque más que retrabajar será algo como cirujía mayor jeje). Pero ahora me voy a poner en los zapatos de las personas a las que quiero llegar. Creo que será una experiencia totalmente distinta y en verdad me estusiasma este nuevo enfoque. Ya te platicaré como me fue Inge. ¡Saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.